6 formas en que la Inteligencia Artificial cambiará la seguridad física

2 noviembre 2020

El futuro de la seguridad no incluye guardaespaldas ni láseres. En el horizonte se avisora un sistema simple, pero sofisticado y que es altamente inteligente. La tecnología avanza rápidamente y, con ella, los protocolos de Inteligencia Artificial (IA).

La IA promete cambiar la forma en que vivimos, desde los medios que consumimos hasta los trabajos que tenemos. En el sector de la seguridad, la IA incluso puede prevenir el crimen, ayudar a las empresas, complementar al ejército y defender edificios, hogares y posesiones.

La tecnología de IA ya se utiliza en todo el mundo. En Hong Kong, las cámaras HD, el reconocimiento facial y los sensores remotos recopilan toneladas de datos, mientras que los algoritmos analizan los eventos en tiempo real e indican riesgos potenciales. Con capacidades inteligentes, la IA puede detectar si una persona está actuando fuera de lo común y marcar excepciones en el sistema. Allí, los operadores humanos deciden el curso de acción correcto.

La IA en seguridad física ya es poderosa. ¿Qué capacidades podemos esperar en un futuro próximo? ¿Cómo puede la inteligencia artificial hacer que los protocolos de acceso físico sean más seguros?

Con el rápido avance de la tecnología, la integración de la inteligencia artificial y la seguridad física continuará, haciendo que los protocolos de acceso sean más seguros. Esto es lo que se puede esperar para un tiempo no más lejano a los tres años:

1. Análisis de videovigilancia:

Los sistemas de videovigilancia clásicos solo pueden analizar un delito después de que se haya cometido. Puede haber suficientes cámaras esparcidas por el área deseada, pero no suficientes personas para analizar videos y escanear contenido. La IA de aprendizaje profundo puede ayudar a superar esta limitación. El software analiza el metraje y detecta anomalías e indicadores de comportamiento violento, en tiempo real. La IA puede prevenir actos delictivos y permitir una reacción rápida cuando ocurren.

2. Sistemas de control de acceso:

Los sistemas de control de acceso inteligente son una solución integral para la seguridad física. El software aprovecha la automatización para monitorear sus instalaciones, proteger datos confidenciales y diagnosticar problemas. Si se encuentra un problema o una vulnerabilidad, se recomiendan soluciones. Un sistema de control de acceso le permite utilizar múltiples componentes y puntos de falla, similar a la videovigilancia. Puede alertar al personal humano sobre problemas de seguridad mientras se realiza un seguimiento del tiempo de actividad del sistema.

3. Patrulla de robots y drones:

Antes de la aparición de la IA, la seguridad física requería agentes humanos. Sin embargo, un equipo con poco personal y la falta de equipo pueden generar brechas en la seguridad. Con la IA, los oficiales de seguridad humana solo necesitan estar en espera en caso de posibles amenazas. La supervisión real se puede dejar en manos de los robots. Incluso pueden operar misiones de seguridad como búsqueda y rescate, a veces con mayores tasas de éxito que un humano.

4. Automatización de tareas:

La IA ya está ayudando al sector de la seguridad al automatizar tareas repetitivas, lo que permite a las organizaciones reasignar personal humano. La IA puede “ver” cientos de horas de video en cuestión de segundos. También puede distinguir entre diferentes videos, ideal si, por ejemplo, se busca a una persona en concreto. Existen varios tipos de inteligencia artificial, comenzando con máquinas reactivas y terminando con la autoconciencia. Los vehículos autónomos se clasifican como de memoria limitada, lo que significa que pueden mirar hacia el pasado. En el futuro, la IA puede tener conciencia de sí misma y ser capaz de predecir las sensaciones de los demás. Las tareas repetitivas pueden convertirse en oportunidades para extraer datos.

5. Monitoreo de multitudes:

Monitorear una gran multitud, como una calle concurrida, una estación de metro, una zona comercial o un concierto, puede ser difícil, especialmente con una fuerza laboral limitada. Hacer un seguimiento de la actividad y el comportamiento de cada individuo sería casi imposible. Los sistemas de monitoreo de multitudes de IA pueden rastrear a cada persona en un área designada, hasta el paso. Los sensores inteligentes pueden detectar objetos hechos con materiales específicos y discernir su forma, incluso cuando están ocultos a la vista. Se alerta al personal humano si se descubre un arma.

6. Capacidades de toma de decisiones:

Los consumidores utilizan la tecnología de IA todos los días. ¿Alguna vez le has pedido a Siri que marque un número o a Alexa para buscar direcciones? Pronto, el personal de seguridad podrá utilizar esta tecnología para tomar decisiones en una fracción de segundo.

Con la IA, los profesionales pueden determinar qué eventos requieren una llamada a las fuerzas del orden y cuáles son falsas alarmas. Aunque aún se encuentra en la etapa de prototipo, esta tecnología tiene el potencial de aumentar la tasa de respuesta rápida a los incidentes de seguridad.

El futuro de la seguridad artificial se acerca, ahora la pregunta es: ¿Tu comunidad se sumará a la nueva tecnología o se quedarán atrás?

 

#ViveSmart